ADORACIÓN

Creemos en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
Creemos en nuestra salvación a través del sacrificio de Cristo en la cruz y su resurrección.
Creemos que la Biblia es la palabra inspirada por Dios.
Creemos que parte de nuestra adoración consiste en el desarrollo de una vida recta y santa.
Creemos en la revelación de la palabra a través del Espíritu Santo.

COMUNIÓN

Creemos que todas las personas tienen el mismo valor, no importando su género, raza, lengua, cultura, edad y clase social.
Creemos que todo creyente forma parte de la familia de Dios y que debe de cultivar una vida en comunidad.
La Iglesia de Cristo Maranatha forma parte del cuerpo de Cristo y mantiene comunión con otros miembros de cuerpo que predican la sana doctrina.

DISCIPULADO

En cumplimiento al mandato de Cristo, procuramos vivir y enseñar su carácter a cada uno de los miembros de la iglesia.
Creemos que la santidad es parte de la gracia de Dios extendiéndose al corazón, nuestras palabras, conducta, negocios y relaciones.
Creemos en el pastoreo del cuerpo de Cristo a través de los grupos pequeños. Creemos que somos, llamados a practicar lo que la Biblia enseña y ser modelo de todo.
Creemos en el equipamiento del cuerpo de Cristo a través de los cinco ministerios: Apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros.

MINISTERIO

Hemos sido llamados a ser líderes-servidores.
Enfatizamos la importancia de la responsabilidad del liderazgo a servir al pueblo de Dios
Creemos que es responsabilidad de la iglesia ayudar a desarrollar los dones y talentos en los que han recibido llamado a ministerio.

MISIONES

Creemos que todos los creyentes hemos sido llamados a dar a conocer el plan de salvación por medio de Jesucristo, a través del evangelismo y el testimonio.
Hemos sido llamado a ser luz en medio de las tinieblas